viernes, 8 de mayo de 2009

PRIMERA REPUBLICA DOMINICANA.

Se denomina Primera Republica al periodo que abarca desde la proclamación de la independencia 1844 hasta la perdida de la soberanía nacional cuando se produce la anexión a España en 1861. Este período duró 17 años. Los sectores sociales de esta Primera República fueron los conservadores; Los anexionistas y los liberales. El sector conservador estaba formado por miembros que seguían al Presidente Boyer, y que sus principales líderes al caer Boyer, fueron desgraciados, como fue el caso de Tomás Bobadilla y Briones y José Joaquín Puello, quienes eran sus principales líderes. Debido a la toma de posesión de Herard, muchos de los miembros seguidores de Boyer, se agruparon para formar un sector conspirador en contra del nuevo gobierno. El anexionista fue un grupo de personas que buscaban anexar el país a España, aunque hubo otros dos grupos más que buscaban también la anexión a Inglaterra y Francia. El grupo anexionista a España estuvo liderado por Gaspar Hernández, Pedro Pamiés y el Gral. Andrés López Villanueva. El segundo grupo que buscaba la protección de Inglaterra estuvo encabezado por un hatero de Las Matas de Farfán, llamado Pimentel. El tercer grupo que buscaba volver hacer una colonia francesa y el cual era el más importante de los tres grupos anexionistas, ya que estos habían tenido participación administrativa en el gobierno haitiano; estuvo liderado por Buenaventura Báez, quien además de ser un hatero importante de Azua fue presidente de la República y Manuel Joaquín Delmonte, quien era un importante abogado y comerciante. A éste grupo también se les llamó Los Afrancesados, debido a que tenían también comunicación con el cónsul francés en Haití, Monsieur Levasseur, quién ideó junto al Báez el famoso Plan Levasseur. Y finalmente el general Pedro Santana, destacada personalidad de El Seibo quién se convirtió de hecho en el primer presidente constitucional en unos momentos críticos para la nueva nación. Y el trinitario fue uno de los grupos que más se destacó, ya que estos buscaban conseguir la independencia del país y la libertad ante cualquier potencia extranjera, a este grupo también se les llamó como liberales, su principal líder era Juan Pablo Duarte, hoy conocido como padre fundador de la patria dominicana junto a Ramón Matías Mella y Francisco del Rosario Sánchez. Este grupo también estuvo conformado por Juan Isidro Pérez, Félix María Ruiz, Felipe Alfáu, José María Serra, Juan Nepomuceno Ravelo, Jacinto de la Concha, Pedro Alejandrino Pina y Benito González. La independencia de la naciente nación no entraño una Revolución, sino que ofreció una mayor cuantía de elementos regresivos que de expresiones de progreso. La responsabilidad máxima recae sobre la burguesía, ella asumió de inmediato el poder y cuatro expresiones básicas estuvo en este proceso: (1) La pugna entre la reacción anexionista y el liberalismo: Esta pugna fue sólo en los inicios, pues la burguesía no demoró en imponerse y consolidarse en el poder, gracias al despotismo. Liquidó el movimiento liberal. El problema plantea varias interrogantes. Entre ellas, las siguientes: ¿alcanzó esa pugna al conjunto de la población?; ¿Qué razones hubo para el triunfo de la burguesía?. La respuesta a la primera interrogante es negativa. Sin embargo, la historia tradicional dedica páginas enteras diciendo que el pueblo intervenía apasionadamente en esta pugna. Todo es pura leyenda. El liberalismo fue un ideario sustentado exclusivamente por un sector minoritario de la clase media. No debe olvidarse que el 80 % de los miembros de esta clase eran analfabetos, que de ningún modo podían captar el contenido de dicho ideario. Cabe decir que el conservadurismo y el reaccionarismo tampoco podían ser captados por las masas. Como veremos con precisión luego, el caudillismo fue una genuina expresión de la irrupción popular en la política. Irrupción provocada por la burguesía, cuyo colonialismo no obedecía a un impulso afectivo, sino a la razón o al afán racionalizado de enriquecimiento y poder. Este último razonamiento responde a la pregunta de las razones por las cuales triunfó la burguesía. Otra razón también, lo fue la influencia del clero católico que, a lo largo de una actuación secular, logró incorporar al espíritu de las masas la antigua cosmovisión. Y la última razón está el desenvolvimiento del proceso independentista y la división interna de la clase media que por sus ambiciones personales que colaboró con Santana. La burguesía victoriosa ejerció continuamente el gobierno durante toda aquella etapa histórica. Se impuso por la violencia y gobernó mediante la violencia. (2) La aparición del caudillismo: Este surge por obra de la falta de preparación política del pueblo, consecuencia a su vez, del subdesarrollo espiritual y del afán de monopolizar el poder alentado por las dos figuras políticas que más sobresalieron dentro de la burguesía: Santana y Buenaventura Báez. El poder significaba ventajas: el uno y el otro se las disputaron encarnizadamente. La disputa fue un exponente de astucia o estrategia, ninguno de ellos creía en la nacionalidad dominicana, pero peleaban por los beneficios que esta nacionalidad en precario ofrecía. El hecho trascendió al pueblo. Ambos, en efecto, fueron conquistando adeptos. (3) Divorcio entre la realidad legal y la social: Los gobiernos de este período para presentar una apariencia de legalidad, estaban en la obligación de crear un orden jurídico, para alcanzarlos recurrieron al institucionalismo democrático y republicano. Este institucionalismo se vivió en contradicción con una realidad social que la rechazaba. Es obvio que el institucionalismo democrático sólo puede cobrar vigencia cuando la nación existe. Y cierto era que, pese a que se había creado el nuevo Estado, la nación no existía. Pues aun cuando la comunidad hablaba una misma lengua y se hallaba dentro de un territorio cuyas fronteras, menos la oeste, eran litorales, tenían una cosmovisión colonial, y acusaba desintegración social, una cultura precaria y ausencia de un sistema económico desarrollado y coherente. El liberalismo no se dio cuenta de eso. No entendió que era un absurdo político pretender que floreciera allí una democracia. La primera República reveló esos desajustes y burlas. Y el fenómeno se ha extendido hasta hoy. No tardó en aparecer Santana e hizo votar una Constitución democrática de más 210 artículos. La burla se inició en la propia Constitución en su artículo 210 y casi en todo momento la actuación gubernamental la puso de manifiesto. El absolutismo invalidó la división de poderes, que el pueblo no comprendía. (4) Auge gradual del anexionismo: La primera República nació en su seno los gérmenes de su propia destrucción, pues la mayoría de los liberales fueron proteccionistas y que al surgir el nuevo Estado, la burguesía también lo fue. En la burguesía las ideas proteccionistas evolucionaron hacia el anexionismo. Creyó ella, en determinado momento, que no bastaba la protección de una potencia: era imprescindible su dominio completo o el retorno al coloniaje total. Esta clase llegó a considerar que la simple protección extranjera no ofrecía una garantía plenaria a sus bienes y privilegios. Una importante invasión haitiana podía triunfar en el curso de dos o tres semanas, tiempo insuficiente para la llegada de la ayuda exterior. Asombra comprobar como los dos caudillos de entonces rivalizaron en el nefasto reclamo de la Anexión. Se entablaron negociaciones con Francia, España, Inglaterra, y los Estados Unidos. Negociaciones casi siempre secreta, ya que hacerlas de modo público era ofrecer un suculento manjar propagandístico al enemigo, que no tardaría en lanzar una acusación de traición a la Patria. Acusación insincera, pues tan anexista era el uno como el otro. Se trataba en el fondo de una competencia egoísta, de baja naturaleza. Báez y Santana querían, cada cual para sí, exclusivamente, la gloria de producir el hecho y el goce de sus derivaciones. La anexión se produjo por obra de Santana en marzo de 1861, bajo el dominio español. Estos cuatro puntos expuestos brindan la esencia de la vida política de aquel período histórico. Sin embargo, es de notar que esta primera República, revela la lucha de clases sociales que se inició en esta etapa, mostrando las pugnas por el poder entre los caudillos Santana y Báez. Esto marcaría el porvenir de la historia dominicana, con la repetición de caudillos que van a representar la clase social liberal y conservadora y habrá entre ellas el antagonismo, que en cierto modo divide la sociedad dominicana.

4 comentarios:

  1. olle pero por dios por que no ponen los caudillos en una lista para que los estudiantes como yo no pasen tanto trabajo


    elliot jose ramirez hernandez colegio san gabriel de la dolorosa 8vo b n.29

    gracis pero por nada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. siempre tiene q apareser un pallaso en todas las paginas del mundo

      Eliminar
  2. Excelente documento! Aqui esta mi cuestionario entero! GRACIAS! :D

    ResponderEliminar